Subscribe to our RSS Feeds
Image Hosted by ImageShack.us

A una semana del concierto de Metallica en Lima

0 Comments »
Hoy hace una semana exacta, los peruanos (y algunos fanáticos de países vecinos también) vivimos una noche brutal que muy pocos olvidaremos. Los que fuimos al estadio de la Universidad de San Marcos lo gozamos; los que no fueron, aún se siguen arrepintiendo de tan imperdonable falta.

Luego de ver videos en Youtube durante una semana y estirar nuestra paciencia a ver si en algunos días más podemos encontrar el DVD del concierto en Polvos Azules o por torrent, ya tenemos algo para hacerle recordar a nuestros oidos lo que vivimos hace 7 días. Así es, ya esta circulando por la web el mp3 de este conciertazo para poder recordar a todo volumen aquella noche del 19 de enero donde 55 mil almas reunidas demostraron que en Perú hay fans con huevos.

Image Hosted by ImageShack.us
By martinmortality, shot with FinePix S1500 at 2010-01-19



10:14 p. m.

Metallica y una noche demoledora

0 Comments »
Fue una noche para recordar, porque lo que alguna vez pensamos era sólo un sueño, se volvió realidad. Los “cuatro jinetes del apocalipsis” empezaron su gira ‘Death Magnetic Tour 2010’ en Lima, y desde las sombras emergieron nuevamente las hordas uniformadas de negro –tal como ocurrió con Iron Maiden-, para mostrar sus respetos a Metallica, su banda emblemática por la que esperaron casi 30 años.

Los previos no pudieron ser mejores con fans acampando con 2 días de anticipación, largas colas en un ambiente recontra motivador y en un escenario (Estadio de San Marcos) que paso la prueba de fuego al mantenerse en pie tras soportar a la marea negra de 50 mil almas.

Image Hosted by ImageShack.us

La noche empezó con la intro de “Ecstasy Of Gold” de Ennio Morricone (con escenas de la película "The Good, The Bad and The Ugly") para luego empezar la descarga brutal con “Creeping Death”; era Metallica en el escenario, la alucinante pantalla gigante se encendió y los mostraba en sus posiciones de batalla listos para la demolición. El sonido estuvo muy bueno y el bombo de Lars te reventaba el pecho. No apto para cardiacos.



Luego de la descarga inicial, James se da un tiempo para hablarle al público “I feel good tonight, because I see you” (Esta noche me siento bien porque los veo) y le pide al público que “juntos, hagamos un gran ruido”, a lo que la marea negra respondió con un contundente “yeah…”. Fue la primera parada en su gira por Sudamérica y vinieron a darlo todo.



Hicieron un repaso por su extensa discografía, con clásicos de sus primeros discos y con el nuevo material de su ‘Death Magntic’, al parecer poco conocido por los que estuvimos allí –me incluyo- a la hora de cantarlas. La pausa al delirio colectivo vino con la balada “Fade to Black”, para luego arremeter con “Sad But True” que inyecto más vehemencia al público con una descarga brutal de poder, mientras en el escenario la situación se ponía “más power”, abajo, la marea negra extasiada y descontrolada ya había empezado el pogo.



Otro de los momentos memorables fue cuando se apago todo, la noche se apoderaba del show, de pronto –al mismo estilo de una guerra- en el escenario estallaron bombardas, había fuego y gritos. Tenían que estar allí para sentir el calor en sus rostros (me hizo recordar el concierto de Roger Waters), el aroma a pólvora en el ambiente, el éxtasis de los gritos, el movimiento de la gente que ya sabía… era “One”. Y sin misericordia empalmaron con “Master of Puppets” provocando más descontrol. Y como la situación venia de ‘a dos’, no paso mucho para que volviera otra descarga con dos infaltables temas “Nothing Else Matters” y “Enter Sandman”. La marea negra estaba fuera de sí, se sentía la energía en el ambiente, y como los fans enardecidos por una lujuria auditiva armaban los pogos, gritaban, cantaban. El final no pudo ser mejor con otra power song “Seek & Destroy” que encontró muy buena respuesta en la gente, y James lo dijo cuando la presentaba “me gusta”, quizá por eso se bajo del escenario a cantarla. Ganados los de M, que estuvieron adelante, y más suertudos aún los que se llevaron algunas de las muchas ‘uñas’ y ‘baquetas’ que regalaron al final.



Uno de los conciertos más ruidosos del año. Si no estuviste ahí, te perdiste algo grande. Los que acamparon, los madrugadores, los que faltamos al trabajo, los que no fueron a clases, los ‘tíos’, los jóvenes, los niños, los que dejamos todo lo que teníamos que hacer por ‘estar ahí’ fuimos recompensados. Nada más importa luego de esto.



Image Hosted by ImageShack.us
Fotos: @martinmortality / @metallicaenlima
Videos: @metallica
1:06 p. m.

En la cola para Metallica (pt.1)

0 Comments »

Un polli metal para que te de punche y resistas en la cola. Un mar negro de esbirros preparados para la masacre.
1:39 p. m.

Una “idea feliz” me atrapó…10

0 Comments »
Recuerdo que me hallaba perdido en un rincón sin melodías. Inconsciente, ingenuo, pero curioso. Me encontraba en un limbo sin saberlo, sin desearlo, cuando de pronto una mañana fui liberado de aquel silencio auditivo en el que me encontraba sumergido. Fue el comienzo de algo maravilloso, sublime, amor puro y con una fidelidad que muchas mujeres envidiarían. El escenario no pudo ser más raro para la primera vez: un salón de clases, un televisor, un video y una voz que decía “Es la evolución bebé…”, así es, casi premonitorio, entre fulminantes riff de guitarra y la voz de un perfecto desconocido me destaparon los oídos gritándome que era tiempo de evolucionar.
Do the evolution
No sabía que había pasado, pero tenía que averiguar. Preguntando, mi esbirro Fabricio, compañero de carpeta y ya veterano fan de la banda, me iluminó al respecto. Ahí descubrí que era la voz de Eddie Vedder cantando “Do the Evolution” (Yield, 1998). Era el año 2000, me encontraba casi empezando la universidad, pero esa fue una primera vez que nunca olvidaré. Se imaginan eso, como dije en un post anterior “fue un despertar tardío”. Han pasado 10 años desde ese momento, y aún lo recuerdo claramente. Lo que más me sorprendió al escuchar más de Pearl Jam fueron sus letras y la capacidad de Ed de expresar en las canciones algo que rozaba con lo personal, que se asemejaba a diferentes circunstancias vividas, sufridas y asimiladas, pero descritas por alguien que no sabía de mi existencia, y que quizá aún no la sepa.



Alguna vez escuche decir que “en la vida hay muchas cosas que te harán feliz, pero no podrás hacerlas todas, así que confórmate con hacer las que puedas y sé feliz”. Un punto de vista interesante, si consideró que desde una perspectiva personal la felicidad absoluta no existe, sólo momentos o ideas. Bueno, la vida, el destino, la casualidad o una combinación de las tres, me hicieron encontrar en Pearl Jam esa “idea feliz” para mi vida hace ya 10 años. Una idea motivadora que aún me hace llorar, reír, gritar, saltar, gozar, recordar y, sobre todo, sentir.

Pearl Jam Backspacer
12:26 a. m.

Cuando la música te atrapa

0 Comments »
Tratar de encontrar una edad exacta para señalar en qué momento llega la música a la vida de una persona es una tarea atrevida. Un ejercicio inútil, si tenemos en cuenta que tratar de buscar en los rincones de la memoria una fecha como esa puede arrojar respuestas muy osadas, como desvariadas. Pero, sí es posible rebuscar en la memoria y encontrar ese momento consciente donde te diste cuenta de la importancia de la música en tu vida.

La música es tan diferente como cada una de las personas. Por lo tanto, puede llegar de manera temprana o en un despertar tardío. Cada persona escoge un estilo, más allá de los grotescos gustos de algunos oídos insanos, pero cuando la música llega a tu vida, en tu búsqueda, a tu rescate -o como quieras llamarlo- es para quedarse.

Image Hosted by ImageShack.us

Al comienzo no sabes de dónde viene, ni cómo. Un disco, un grupo, una canción, y a abrocharse los cinturones, porque se inicia un viaje de emociones y sensaciones que desearás no tenga fin. No habrá silencio. Sólo un ambiente que se inunda de poderosas y agresivas voces, de baladas desgarradoras y guitarras incendiarias extraídas de una realidad, y con una vitalidad, que hasta ese momento quizá ignorabas involuntariamente. La mayoría de radios locales sólo te inundan con “crap music”, y a veces despertar de ese adormecimiento auditivo no es tarea sencilla, sin voluntad de explorador de oídos abiertos.

La verdadera música te escoge en tus audífonos, en tu casa, en tu cuarto, en el auto, en la radio, en la televisión o en el cine. A dondequiera que vayas y dondequiera que estés, la verdadera música nunca te abandona. “El que escribe pierde el control sobre lo que escribe, la gente lo adopta y lo hace suyo”, inmejorable perspectiva de Rubén Blades. La música no es de quien la escribe ni de quien la canta, sino de quien la necesita. Como decía el slogan de una radio local: “La música te pertenece”. Es de todos, sin excepción, “no es parte de una élite”, declaró alguna vez Mábela Martínez, conductora del extinto programa ‘Sonidos del Mundo’.

Cada momento de la vida, casa sensación puede complementarse con música. Un momento romántico más la compañía de una balada de Frank Sinatra -o quien sea de tu predilección- cae como anillo al dedo. Si estás triste o alegre, algo dentro de ti -como rockola automatizada- escogerá la canción adecuada para acompañar ese momento. Parece ilógico, pero sucede. En ese momento te das cuenta que la música es la mejor compañía que se puede tener, en tus ratos de ocio, en una disco, con los amigos, con la pareja o en soledad. En todo momento y lugar, empiezas a entender que existe un nexo invisible entre la música y la vida, a través de los estados de ánimo. Alegre, deprimido, eufórico, en las buenas y en las malas, o al borde del suicidio existencial, la música siempre estará ahí, como fiel e inseparable compañera. Nunca te abandonará.

Cuando la música te atrape te darás cuenta que habrá una melodía que siempre te encuentra. Una canción que te puede hacer recordar. Sólo piensa en ese momento silencioso que de pronto se ve decorado por la música que tú haz escogido, esa melodía cuyas frases te estremecen en lo más profundo de tu ser.

Cuando te conviertes en melómano, seguidor, fanático, devoto, enfermizo coleccionador lo haces hasta que la muerte los separe. Hay que dedicarle tiempo, espacio y dinero a esa pasión, cuya satisfacción va más allá de tener un cuarto lleno de discos, revistas, polos, souvenirs, posters y videos.

Image Hosted by ImageShack.us

Es una relación que va más allá de lo físico, de una cara bonita, un cuerpo escultural o un trasero meneándose. La cantante colombiana Andrea Echeverri (Aterciopelados) decía que el mundo del Pop se está convirtiendo en algo superficial. El escenario se ha llenado de muchas chicas lindas, pero “hacen falta más mujeres contundentes”. Cuanta verdad en aquellas lejanas palabras.

Por eso, sólo deja que lo que escuchas, sea lo que quieres, no lo que imponen. Busca en tu mente, en tu corazón, esa melodía interminable y cuando la encuentres ya no buscarás más. Piensa que si alguna vez te sientes solo y no sabes que hacer, busca ese disco, esa canción y presiona play. Deja que la melodía que haz elegido te libere. O como dice Pearl Jam en su canción Wishlist: “desearía ser la canción de la radio, la que tu haz seleccionado”.

Foto cassette: Cortesia de Fabricio @photobucket
, 9:04 a. m.

El comienzo de una etapa 'on line'

2 Comments »
Image Hosted by ImageShack.us
La idea de tener un blog ya rondaba mi cabeza desde hace algunos meses, entre idas y venidas, y mucho aprendizaje en el trayecto, me aventuré y oficialmente ya estoy ‘on line’.

Lo que verán a partir de hoy, en este lado oscuro, es un poco de aquello y mucho de lo otro, o era al revés? Bueno, lo importante es que será un lugar para compartir algunas ideas que giran en mi cabeza y que quizá la gente “que me conoce en el mundo real” no sepa que las tengo, he ahí lo interesante. La inseparable compañera de mi vida, la música no podía estar ausente, el rock de guitarras incendiarias o su vertiente más madura de sonidos apacibles tendrán un lugar importante en este rincón. Las crónicas de conciertos con su respectivo respaldo fotográfico serán valiosos aportes, sobre todo en este año 2010 que se proyecta a ser muy bueno en materia de visita de bandas. Mi siempre venerable pasión por la imagen ha escogido el año 2010 para regresar con fuerza (y con cámara nueva) a la fotografía, espero compartir aquí mi visión a veces bizarra, a veces lúdica, a veces superflua y, por qué no, informativa de lo que sucede a mi alrededor.

Finalmente, a título personal, este año será muy importante. Como le comentaba, meses atrás, a mi amigo Fabricio (Sad-Bastard-Music): “es el año del 10-20-30”. Su expresión facial se deformó bruscamente al “no entender mi idioma”. No les diré que es, aún, pero les dejaré algo para que vayan maquinándolo: los 3 números representan aniversarios de cosas esenciales en mi vida, y cuya evidente progresión geométrica encierran un significado que compartiré en un próximo articulo. Nos vemos ‘on line’.


Image Hosted by ImageShack.us
8:57 p. m.