Subscribe to our RSS Feeds
Image Hosted by ImageShack.us

Metallica y una noche demoledora

0 Comments »
Fue una noche para recordar, porque lo que alguna vez pensamos era sólo un sueño, se volvió realidad. Los “cuatro jinetes del apocalipsis” empezaron su gira ‘Death Magnetic Tour 2010’ en Lima, y desde las sombras emergieron nuevamente las hordas uniformadas de negro –tal como ocurrió con Iron Maiden-, para mostrar sus respetos a Metallica, su banda emblemática por la que esperaron casi 30 años.

Los previos no pudieron ser mejores con fans acampando con 2 días de anticipación, largas colas en un ambiente recontra motivador y en un escenario (Estadio de San Marcos) que paso la prueba de fuego al mantenerse en pie tras soportar a la marea negra de 50 mil almas.

Image Hosted by ImageShack.us

La noche empezó con la intro de “Ecstasy Of Gold” de Ennio Morricone (con escenas de la película "The Good, The Bad and The Ugly") para luego empezar la descarga brutal con “Creeping Death”; era Metallica en el escenario, la alucinante pantalla gigante se encendió y los mostraba en sus posiciones de batalla listos para la demolición. El sonido estuvo muy bueno y el bombo de Lars te reventaba el pecho. No apto para cardiacos.



Luego de la descarga inicial, James se da un tiempo para hablarle al público “I feel good tonight, because I see you” (Esta noche me siento bien porque los veo) y le pide al público que “juntos, hagamos un gran ruido”, a lo que la marea negra respondió con un contundente “yeah…”. Fue la primera parada en su gira por Sudamérica y vinieron a darlo todo.



Hicieron un repaso por su extensa discografía, con clásicos de sus primeros discos y con el nuevo material de su ‘Death Magntic’, al parecer poco conocido por los que estuvimos allí –me incluyo- a la hora de cantarlas. La pausa al delirio colectivo vino con la balada “Fade to Black”, para luego arremeter con “Sad But True” que inyecto más vehemencia al público con una descarga brutal de poder, mientras en el escenario la situación se ponía “más power”, abajo, la marea negra extasiada y descontrolada ya había empezado el pogo.



Otro de los momentos memorables fue cuando se apago todo, la noche se apoderaba del show, de pronto –al mismo estilo de una guerra- en el escenario estallaron bombardas, había fuego y gritos. Tenían que estar allí para sentir el calor en sus rostros (me hizo recordar el concierto de Roger Waters), el aroma a pólvora en el ambiente, el éxtasis de los gritos, el movimiento de la gente que ya sabía… era “One”. Y sin misericordia empalmaron con “Master of Puppets” provocando más descontrol. Y como la situación venia de ‘a dos’, no paso mucho para que volviera otra descarga con dos infaltables temas “Nothing Else Matters” y “Enter Sandman”. La marea negra estaba fuera de sí, se sentía la energía en el ambiente, y como los fans enardecidos por una lujuria auditiva armaban los pogos, gritaban, cantaban. El final no pudo ser mejor con otra power song “Seek & Destroy” que encontró muy buena respuesta en la gente, y James lo dijo cuando la presentaba “me gusta”, quizá por eso se bajo del escenario a cantarla. Ganados los de M, que estuvieron adelante, y más suertudos aún los que se llevaron algunas de las muchas ‘uñas’ y ‘baquetas’ que regalaron al final.



Uno de los conciertos más ruidosos del año. Si no estuviste ahí, te perdiste algo grande. Los que acamparon, los madrugadores, los que faltamos al trabajo, los que no fueron a clases, los ‘tíos’, los jóvenes, los niños, los que dejamos todo lo que teníamos que hacer por ‘estar ahí’ fuimos recompensados. Nada más importa luego de esto.



Image Hosted by ImageShack.us
Fotos: @martinmortality / @metallicaenlima
Videos: @metallica
1:06 p. m.

0 Responses to "Metallica y una noche demoledora"

Publicar un comentario