Subscribe to our RSS Feeds
Image Hosted by ImageShack.us

Aprendiendo a soñar

2 Comments »
Siempre hay un inicio para todo. ¿Alguien puede recordar cuándo empezamos a soñar? Tal vez no sea tan importante conocer la respuesta, para aquella persona que se deja llevar por algo más que la lógica y la razón. ¿Por qué perseguir un sueño? Esa respuesta no la puedo describir completamente con palabras, pero es algo así como un impulso que nace del corazón y no del cerebro.

Un soñador siempre tiene la mirada en el cielo. Él ve las estrellas, allá arriba, y busca aprender a volar para ir tras ellas. Un sueño siempre se encuentra en lo alto y hay que luchar para alcanzarlo.

Image Hosted by ImageShack.us

Un soñador tiene su camino por delante. Grita, cuando tiene que hacerlo, para no dejar de soñar. Patea los obstáculos. Sufre decepciones. Vence los miedos. Deja a la razón en casa para dejarse guiar por un corazón fuerte.  

Cuando descubras la misteriosa distancia entre vivir y soñar, y si te animes a avanzar, cuando mires atrás entenderás que valió la pena. Un soñador cosecha recuerdos, alimenta historias y cultiva amistades.

Hay una frase literaria que dice “la vida es un sueño y los sueños, sueños son”. ¿Que sería la vida sin sueños? Quizá triste, como un cielo gris sin nubes ni sol. 

Image Hosted by ImageShack.us
11:56 p. m.

2 Responses to "Aprendiendo a soñar"

Getzamany Says :
19/10/12 11:29 p. m.

Muy lindo, solo falta la accion porque somos muchos soñadpres con sueños espectaculares pero vivimos con los triunfos del pasado, la accion es el boton que pone a trabajar todo tu sueño..

martinmortality Says :
20/10/12 11:04 a. m.

La acción también es el coraje suficiente para decirle a la vida lo que quieres, lo que anhelas. Yo he conseguido algunos de mis sueños y he sufrido mucho para conseguirlos. Sin sacrificios no hay recompenzas. Si la vida fuera un terreno plano, no sería vida. A veces, hay que tener el valor para no rendirte.

Publicar un comentario